Lakers y Celtics empatan tras los dos primeros partidos de las Finales de la NBA 2010


Se preveía una serie larga, y parece que lo va a ser. Los Ángeles Lakers y Boston Celtics empatan a una victoria tras los dos primeros encuentros de las Finales, disputados en el Staples Center. Ahora marcharán a Boston, al TD Banknorth Garden, donde a partir de mañana tendrán lugar los tres siguientes partidos.

Quien pensaba que los Lakers iban a ganar fácilmente después del choque inaugural, estaban muy equivocados. En él la franquicia angelina, con un Pau Gasol (23 puntos/14 rebotes) y un Kobe Bryant estelares, le dio un soberano repaso (102-89) en el segundo y tercer cuarto a unos Celtics en los que Kevin Garnett estaba absolutamente destruido por el ala-pívot español; y en los que nadie metía ni un solo triple ni un solo punto tras los rebotes ofensivos. Fiesta, pues, en Los Ángeles.

Pero en el partido de ayer (94-103) las cosas fueron muy diferentes. Los Celtics, pese a que Garnett seguía “ausente” y con problemas de faltas, mejoraron las dos facetas restantes en las que tanto déficit tuvieron en el encuentro anterior; y de qué forma. Sobre todo los triples, en los que un Ray Allen majestuoso cogió su fusil en el segundo cuarto y “enchufó” ni más ni menos que siete consecutivos para un total de 8 de 11, la mejor marca de un jugador en toda la historia de un partido de las Finales. Los Celtics cogieron hasta 15 puntos de ventaja, que quedaron reducidos a seis en el descanso tras un gran final de los Lakers, con un 2+1 de Gasol y un triple de Kobe Bryant.

Pau (25 puntos) continuó con su “clínic” durante el tercer cuarto y, por los problemas de faltas de Kobe, se asoció con Andrew Bynum para hacer mucho daño a los Celtics en el tercer cuarto. Soberbio partido, una vez más, del español a quien, no obstante, en el último cuarto y tras descansar unos minutos, la pésima gestión de los Lakers en sus jugadas de ataque y la gran defensa de los Celtics prácticamente “ningunearon”.

Nada más comenzar el período final, con el choque empatado, Kobe Bryant cometió su quinta personal, un factor no decisivo pero sí importantísimo en el devenir del juego porque el “jugador franquicia” de los Lakers fue, desde ese momento, un hombre menos para su equipo en las acciones defensivas, temeroso de cometer la sexta y definitiva falta. Y como en ataque no tuvo el día bueno -“sólo” 21 puntos y un 10 de 27 en tiros de campo-, Kobe fue ayer una rémora para los suyos.

El juego interior angelino desapareció por completo ante la falta de balones; y, además, ante la “bajada de brazos” de Bryant y del equipo en general en defensa, surgieron primero Nate Robinson y luego un excelso Rajon Rondo para ir labrando la victoria final de los Celtics. El base titular se marcó un triple doble (19 puntos/12 rebotes/10 asistencias) y llevó a los suyos a resolver el choque en los instantes finales para, así, retornar a Boston con el “factor cancha” recuperado.

Ahora bien, en mi humilde opinión esta final continuará tan igualada que los Lakers ganarán al menos un partido en Boston, y todo se resolverá en el Staples Center, bien en el sexto bien en el séptimo y definitivo encuentro. ¿A favor de quién? Me gustaría que de los Lakers por Pau Gasol, pero eso es algo que ni el mejor futurólogo puede predecir a día de hoy.

,

  1. #1 by Andrew on 9 junio 2010 - 0:37

    Te he dejado antes un comentario super largo y no aparece por ningún lado… :S :S

    Y no es la primera vez que me sucede.

  2. #2 by victor on 9 junio 2010 - 0:44

    Es raro, la verdad. A veces los comentarios largos -sobre todo si son de usuarios desconocidos- me aparecen como spam y yo los paso a comentarios normales; pero esta vez ni eso…

    De todos modos para la próxima vez antes de enviar el comentario dale a copiar, para que así, si la cosa falla, lo puedas volver a enviar.

(will not be published)