Roland Garros 2010: Nadal, de nuevo campeón y de nuevo número 1 mundial


Las lesiones y un imponente Robin Soderling hicieron que Rafa Nadal se tomara el año pasado un “descansito” en su desfile de triunfos en Roland Garros; las lesiones asimismo provocaron que, poco después, el balear perdiera sin oponer resistencia la corona de la ATP en beneficio del excelso Roger Federer. Pero esta tarde París le ha devuelto a Rafa lo que le “quitó” hace un año, y ante el mismo rival que rompió la racha de victorias en la tierra parisina.

Este año Soderling, que ha repetido el papel de hace 365 días aunque con los tenistas cambiados en el ranking -eliminar al número 1 y perder con el 2 en la final, no ha podido hacer nada ante un ciclón llamado Rafa Nadal, que ha logrado sobre la pista central Phillipe Chatrier su quinto título en Roland Garros; su séptimo trofeo de un “Grand Slam” -Wimbledon 2008 y Australia 2009 también adornan su palmarés-; su sexto año consecutivo ganando al menos un grande; y, no sé si lo más importante pero sí lo más significativo: volver a recuperar la cabeza del tenis mundial en detrimento de un Roger Federer que este año no ha podido con el tenista sueco.

Pero hay un más: Nadal se convierte en el primer tenista en conseguir ganar en el mismo año los cuatro mejores torneos sobre tierra batida: Roland Garros y los tres Masters 1000 (Montecarlo, Roma y, desde 2009, Madrid).

El resultado de la final ante Soderling deja bien a las claras quién es el mejor: 6-4, 6-2 y 6-4. Ni un solo set ha cedido Rafa en todo el torneo, algo impresionante. Pero en sus inicios parecía que el partido iba a ser más duro, aproximadamente como se esperaba. Hasta el 2-2 del segundo parcial cualquiera podía haber estado por delante. Nadal aprovechó una de sus opciones de break en el primer set para ganar por 6-4, pero Soderling también tuvo varias, tanto en la primera manga como en los juegos iniciales de la segunda.

Entonces apareció el gran Rafa quien, con un juego combinando grandes golpes y una constancia que derrumbó a su rival, logró seis juegos consecutivos que lo llevaron al 6-2 en el segundo set y al 2-0 en el tercero, en el que se hizo con el servicio de soderling nada más empezar. De ahí en adelante, sobriedad con su saque para consumar la revancha de 2009, para volver a reinar en París, y para volver a tener por detrás suya a todos y cada uno de los tenistas del ranking mundial.

Y a poco que Rafa lo haga medianamente bien en Wimbledon -donde, al no haber participado el año pasado no resta puntos bajo ningún concepto-, es más que probable que, como sucediera en 2008, consiga mantener tan privilegiada posición hasta el final del año; porque de aquí a noviembre tan sólo tiene que defender, de los resultados importantes, los puntos de las semifinales del US Open y los de la final del Masters 1000 de Shanghai.

En resumidas cuentas, vuelve a haber motivos para soñar y para disfrutar, pese a que hace tan sólo dos meses todos los seguidores de Rafa, aunque confiábamos en su “regreso” tarde o temprano, lo viéramos más negro que otra cosa. Enhorabuena, Rafa; enhorabuena, campeón.

, ,

  1. #1 by Andrew on 9 junio 2010 - 0:41

    Siendo sincero, tras verle perder ante Ljubicic en Indian Wells y ante Roddick en Miami, pensé que jamás volvería a ver al mejor Rafa.
    Pero, en fin, me alegro de haberme equivocado y que el balear me haya hecho callar.

    Con la tranquilidad que le dará el haber ganado el cuarteto Montecarlo-Roma-Madrid-RG, Rafa ya podrá jugar sin ansiedad ni nervios.
    Ha demostrado al mundo y a sí mismo de lo que es capaz.

    Ahora, con esa tranquilidad que proporcionan las victorias, le auguro un buen futuro en la temporada de hierba y en el final de año en pista rápida.
    Creo que hay dos torneos que Nadal jamás ha ganado y que especialmente tiene entre ceja y ceja: Cincinatti y el US Open.

    VAMOS RAFA !!!

(will not be published)