Cadel Evans, campeón del mundo de ciclismo. “Purito” Rodríguez, bronce


El australiano Cadel Evans, dos veces segundo clasificado en el Tour de Francia y tercero en la Vuelta a España de este año, se ha proclamado campeón del mundo de ciclismo de fondo en carretera, al vencer en la pueba disputada hoy en Mendrisio (Suiza).

El podium: Evans -de arcoiris-, Kolobnev y Rodríguez. Foto: Marca.com

El podium: Evans -de arcoiris-, Kolobnev y Rodríguez. Foto: Marca.com

Evans fue el más fuerte en una parte final de la prueba en la que los grandes favoritos no rindieron como se esperaba de ellos. Segundo fue el ruso Kolobnev, y tercero el español Joaquim “Purito” Rodríguez, que devolvió a un corredor español al podium tres años después.

Todo se decidió, como era de esperar, en la última vuelta. Después de un trabajo impecable de la selección española, en cabeza iba un grupo compuesto, entre otros, por tres corredores de la selección española: Valverde, Samuel Sánchez y “Purito”, Evans, Kolobnev, Cunego y el que para muchos era el gran favorito, Fabian Cancellara. El suizo, que había arrasado de forma insultante en la contrarreloj del jueves, venía en un gran estado de forma, y lanzó, junto con Samuel Sánchez -su “perro de presa” durante toda la carrera- un gran ataque al comenzar la última vuelta que propició el reagrupamiento de los escapados. Hasta ese momento el trabajo de los muchachos de José Luis Santos había sido impecable, pero luego, por desgracia, terminó faltando esa pizca de suerte necesaria para culminar con éxito total este tipo de carreras.

Tras la fusión, Kolobnev y Rodríguez lo probaron de nuevo, pero Cadel Evans, en gran forma después de la Vuelta, salió tras ellos y, tras alcanzarles, les atacó en la última subida. El ruso y el español -atentísimo éste a todas las escapadas- iban ya un poco justo, y por detrás se produjo un “impass”, quizás provocado porque el resto de corredores le dejaron el peso de la caza, cómo no, a Cancellara. Pero el suizo, tal vez un poco harto, no estuvo muy por la labor, con lo que los de delante se marcharon fácilmente.

Evans, a punto de entrar en meta. Foto: Marca.com

Evans, a punto de entrar en meta. Foto: Marca.com

Quizás hubiese venido bien, para España, un ataque de Valverde -la misión de Samuel Sánchez era continuar pegado a Cancellara-, pese a que su compañero Rodríguez iba por delante. Probablemente por eso no quiso saltar Alejandro, pero si lo que quería la selección era el triunfo, éste no iba a llegar precisamente con el gran “Purito”, dado que éste andaba ya muy justo de fuerzas. Cadel Evans poco a poco ampliaba cada vez más su ventaja, y a falta de un par de kilómetros para la llegada ya se vio vencedor. Kolobnev y Rodríguez se resignaban a pelear por las otras dos medallas -que no era poco-, mientras que, por detrás, Cancellara se decidió a atacar, pero demasiado tarde. Junto a él, cómo no, se fue de nuevo Samuel Sánchez; y poco les faltó para alcanzar al ruso y al catalán.

Evans vivió en Mendrisio su día de mayor gloria en el ciclismo, al entrar en meta como campeón del mundo. Es la primera gran victoria para el australiano, y un premio a su insistencia y regularidad en las grandes carreras por etapas, si exceptuamos el Tour de este mismo año. En el sprint por la plata Kolobnev acabó batiendo a un fatigado “Purito”, quien consiguió una gran y muy meritoria medalla de bronce. Pocos segundos después entraron, por este orden, “Samu” y Cancellara; Valverde fue noveno y Óscar Freire -que tenía la posibilidad de ganar su cuarto Mundial-, la baza española para el sprint, terminó decimoquinto.

En resumen, una gran faena de equipo por parte de los españoles a la que, no obstante, le faltó la estocada final. Sin embargo todo esto, junto a la medalla de Joaquim Rodríguez, nos hace pensar que la selección española de ciclismo vuelve a ir por el buen camino en los Mundiales, como sucedió entre 1999 y 2006. Así, volver a vestir el arcoiris con Valverde, con Freire o con Samuel -por citar a los tres líderes- vuelve a ser factible en los próximos años.

,

  1. No comments yet.
(will not be published)