Empate que acerca un poco más el objetivo (1-1)



REAL SOCIEDAD 1-BETIS 1 (JORNADA 32º, 31º REAL, EN PRIMERA DIVISIÓN/LIGA BBVA)

El Betis está un punto más cerca de la permanencia, merced a la primera igualada del equipo verdiblanco fuera de casa en la presente temporada. El empate de esta noche en Anoeta, justo a todas luces, le deja con 39 puntos, y como poco va a terminar la jornada con 8 puntos sobre los puestos de descenso -a falta de 18-, suponiendo que el Zaragoza gane el jueves en el Sánchez Pizjuán.

La sociedad Jefferson Montero-Rubén Castro volvió a ser decisiva, y el 13º gol del canario -a uno de lo que consiguió su actual entrenador en la temporada 90/91- a pase del ecuatoriano evitó una derrota que posiblemente no le hubiese hecho demasiado daño pero que, obviamente, no era nada conveniente terminar cediendo.

Cinco jornadas lleva ya el Betis sin perder, con 9 puntos de 15 posibles. Ello tras un partido en el que la Real Sociedad fue mejor hasta que consiguió su gol, pasando a dominar la situación los de Pepe Mel -aunque sin avasallar- desde ese mismo instante.

La Real, un punto por detrás del Betis y que llevaba cinco triunfos en los últimos seis compromisos en casa, salió más decidida ante un rival que llegaba con la baja de Nelson, y que no contó de inicio con la presencia de Beñat. La pareja Cañas-Iriney, notable en la destrucción, apenas si generaba jugadas de ataque a pesar de contar con el apoyo de Salva Sevilla, y ello le daba alas a los “txuri urdin” para acechar con más peligro el área de Fabricio.

No obstante, la primera ocasión clara fue para el Betis gracias a una contra mortal que llevó Jefferson Montero por la izquierda y que Zubikarai, portero suplente de la Real -debutó en Primera por el sancionado Bravo-, abortó al rechazar el rapidísimo disparo raso de Rubén Castro, en posición franca gracias al gran pase de “Jeff”.

FABRICIO PARA UN PENALTI
Fue un poco espejismo. Los donostiarras, con Zurutuza, Carlos Vela y Agirretxe como hombres más peligrosos, aprovecharon las deficientes prestaciones de Chica -sustituto de Nelson- en el lateral derecho bético para apretar progresivamente y darle más de un susto a Fabricio.

El meta canario del Betis se erigió en salvador de los suyos al atajar el penalti señalado por Mateu Lahoz en el minuto 41. Un cabezazo de Agirretxe se estrelló en la mano izquierda de Cañas, pero el ex de Depor, Valladolid y Recreativo, impasible ante la “paradinha” del centro delantero realista, rechazó su flojo disparo.

Poco cambió en el inicio de la segunda parte, y la Real por fin sacó fruto a su mayor dominio. A los 55 minutos una preciosa jugada llevada entre Carlos Vela y Agirretxe acabó en gol después de que el delantero mexicano rematara en el punto de penalti con la zurda la pared con su compañero. Cierto es que la defensa bética anduvo un poco floja, pero no hay que restarle méritos a la gran acción en ataque de los locales.

REACCIÓN DE LA MANO DE BEÑAT… Y “JEFF”
Entonces, Pepe Mel decidió meter a Beñat y a Jonathan Pereira. Los sacrificados, el tarjeteado -por el penalti- Cañas y el nulo Salva Sevilla. Entre el ingreso del “manijero” bético y el paso atrás que dio la Real, el encuentro fue cambiando poco a poco de signo. No es que los verdiblancos tuvieran a los blanquiazules con el agua al cuello, pero ya sí que se comenzaba a atisbar verdadero peligro para la portería de Zubikarai.

A los 69 minutos Montero y Rubén Castro fabricaron el empate. El ecuatoriano -qué lástima que sólo esté cedido, porque su segunda vuelta está siendo espectacular-, más escorado a la derecha tras la entrada de Pereira, se disfrazó de Messi y, cogiendo el balón en campo propio, dribló por el centro a cuantos contrarios le salieron al paso. Al llegar al área le dio un nuevo pase perfecto a Rubén que, en posición mucho más difícil que la que gozó en la primera parte, batió a Zubikarai. Dos goles le faltan ya para superar a Mel en la tabla de realizadores béticos en Primera, y para llegar a la cifra de 15 tantos que él se puso como meta al comenzar la temporada.

LOS PORTEROS SALVAN EL RESULTADO
El tramo final fue muy entretenido, con los dos equipos buscando la victoria y con sus respectivos guardametas salvando goles cantados, como Fabricio, que abortó el probable 2-1 con una salida providencial a los pies de Aranburu. O como Zubikarai que, tras ver cómo un disparo de Matilla no entró por un pelo, evitó el 1-2 en el siguiente córner -ya en el descuento- haciendo un paradón a Santa Cruz. El paraguayo remató a bocajarro, pero el ayer debutante respondió como el mejor Arconada de la época gloriosa realista.

Y todavía pudo ganar la Real cuyo técnico, Philippe Montanier, puso en los minutos postreros a Xabi Prieto a darle los últimos quebraderos de cabeza a Chica. La última contra donostiarra, llevada por el técnico centrocampista, acabó en un córner tras el cual, de nuevo a centro de Xabi Prieto, Ansotegi cabeceó al palo de un Fabricio que, no obstante, tenía bien cubierta la portería.

El Betis, antes del duro tramo final -Valencia, Atlético, Sevilla, Sporting y Barcelona-, deberá confirmar la valía de este empate ganando, el próximo domingo (16:00) en Villamarín a un equipo que sigue al alza, el Osasuna. No estará Rubén Castro, que ha visto su quinta amarilla; así que debe ser la hora de otros como Santa Cruz, Pereira o incluso Jorge Molina.

Con Beñat organizando el juego y con Jefferson Montero desbordando por las bandas, a buen seguro que ocasiones van a tener, pese a la ausencia del mejor y máximo artillero que tiene el Betis desde que hace dos veranos Lotina decidiera prescindir de sus servicios en el Depor para, en lo meramente deportivo, hacerle a la entidad heliopolitana casi el favor de su vida.

,

  1. No comments yet.
(will not be published)