Repaso polideportivo del domingo (8-5-2011)


Mucho deporte y muy variado el del primer fin de semana completo de mayo. Si el sábado el “rey” fue el Barça con sus triunfos en fútbol sala, balonmano y fútbol sub 19, lo más destacado de ayer para el deporte español fue el tercer puesto de Fernando Alonso en Turquía, y el subcampeonato de Rafa Nadal en Madrid ante un más que intratable Djokovic. Además, el Panathinaikos ganó la Euroliga de baloncesto, los Lakers fueron arrasados por los Mavericks en la semifinal de la conferencia este, y empezó el Giro de Italia.

ALONSO, EL PRIMERO DE LOS “MORTALES”
Como decimos, tal vez el mejor resultado de ayer para nuestro deporte sea el primer podium de Fernando Alonso en la temporada 2011 de Fórmula 1. El asturiano subió al tercer escalón del Gran Premio de Turquía, escoltando a los intratables de casi siempre, los Red Bull.

La carrera, cómo no, la ganó Vettel -3 de 4 ya este año-, que dominó de principio a fin, aunque sin tanta renta como otras veces, mientras por detrás se libraba una bonita batalla por el resto de posiciones. Una buena salida -esta vez sí- dio a Alonso la oportunidad de luchar por el podium. Fernando se instaló en la segunda posición durante gran parte de la carrera, pero en el último “stint” el mejor rendimiento del Red Bull con los neumáticos duros y el juego usado que llevó el asturiano posibilitaron que Webber le terminara pasando. Aún así, gran resultado para Alonso y Ferrari. Alonso llegará a Montmeló en quinto lugar a 52 puntos de un destacadísimo Vettel; pero con la confianza de saber que las distancias con los Red Bull poco a poco se van acortando.

DJOKOVIC TAMBIÉN LE GANA A NADAL EN TIERRA
Rafa Nadal, por su parte, no pudo superar al indiscutible número 1 de lo que llevamos de temporada, el invicto Novak Djokovic, que ayer le ganó por vez primera sobre tierra batida, en el Masters 1000 de Madrid. El resultado, 7-5 y 6-4, no refleja la tremenda superioridad física y ayer también técnica del serbio, al que sólo la tremenda lucha de Nadal pudo llegar a complicar el triunfo.

Con este resultado Djokovic gana enteros para triunfar en Roland Garros -aunque la tierra batida parisina es mucho más clásica que la de la Caja Mágica, y ahí Rafa debería tener más ventaja-; y lo que sí se ha asegurado prácticamente es terminar la temporada como número 1, haga lo que haga Rafa, salvo hecatombe descomunal, ya que sólo le separan del mallorquín poco más de 2000 puntos.

Porque “Nole” apenas si tiene que defender la final del US Open; mientras que Nadal defiende unos siete mil puntos entre el Masters 1000 de Roma, los tres Grand Slams que ganó en 2010 y la final de la Copa Masters. Pero, como bien dice Rafa, con esto no se acaba el mundo; lo que debe hacer ahora es volver a buscar su mejor golpe de raqueta y esperar también que el insuperable nivel de su rival baje un escalón para volver a tener opciones de ganar los grandes torneos.

OBRADOVIC, OCHO EUROLIGAS; EN L.A. “ARDERÁ TROYA” CON LOS LAKERS
En baloncesto, la Final Four de la Euroliga supuso el quinto título para el Panathinaikos. Los griegos, verdugos del Barça en cuartos, derrotaron en la final celebrada en Barcelona -Palau Sant Jordi- al Maccabi por 78-70. Los israelíes, que se deshicieron con facilidad en semifinales del Madrid -cuarto, tras caer también de paliza ante el Montepaschi Siena-, plantaron cara; pero la “conexión” Diamantidis-Batiste y los oportunos triples de Nicholas y Sato en la segunda mitad acabaron con sus esperanzas.

Es el quinto título del Panathinaikos, y el octavo en total para Zeljko Obradovic, que si no lo era ya, ayer se convirtió en toda una leyenda de los banquillos europeos al llegar a la misma cantidad de títulos que el equipo que más ha conseguido en toda la historia de la competición -el Madrid-. Obradovic, además, tiene el gran mérito de haberlo conseguido con cuatro equipos diferentes: el Partizán de Belgrado en 1992, en aquella inolvidable final del triple de Djordjevic contra el Joventut; la propia “Penya” dos años más tarde; el Madrid en 1995 y los cinco del Panathinaikos, el primero de ellos en 1996. Casi nada.

Por su parte, se espera un verano muy movidito en Los Ángeles. Los Lakers -y Phil Jackson- firmaron ayer la derrota más humillante de las últimas temporadas, al caer eliminados por los Dallas Mavericks por 4-0 en la semifinal de la Conferencia Oeste, con un cuarto partido lamentable en tierras texanas, que perdieron por 122-86.

Y lo peor para el baloncesto español es que esto podría traer represalias para Pau Gasol, ya que las miradas se centran mayoritariamente en el rendimiento del ala-pívot de Sant Boi, de manera absolutamente injusta para mí, pese a que Pau no haya firmado ni mucho menos sus mejores play-offs.

Aunque ya sabemos la flaca memoria que suelen tener en el baloncesto y en la sociedad estadounidense en general, sobre todo cuando se trata de acusar a quien no porta la bandera de las barras y estrellas. Al menos nos queda el consuelo de que Pau llegará mucho más fresco, y con “hambre” de éxitos, al importantísimo Europeo de septiembre.

COMENZÓ EL DURÍSIMO GIRO 2011
Y, por último, hay que reseñar también el inicio del Giro de Italia el sábado, en la que probablemente sea la edición más dura si no de toda su historia, sí al menos de los últimos años. Siete finales en alto y un total de quince etapas de montaña, para tan sólo dos o tres jornadas medianamente llanas y únicamente 31 kilómetros de lucha individual contra el crono sobre terreno plano, en la etapa final de Milán.

Alberto Contador, a la espera de lo que dictamine el TAS sobre su presunto positivo, luchará por su segunda victoria en la ronda italiana, tras la de 2008. Para ello deberá hacer frente a un ramillete de rivales encabezado por el escalador siciliano de Liquigas Vincenzo Nibali, el vencedor de la última Vuelta a España y el corredor transalpino más prometedor de la actualidad.

De momento se llevan dos etapas; en la primera de ellas, una contrarreloj por equipos de 19 kilómetros, ganaron los favoritos del HTC, con Liquigas y Saxo Bank -el equipo de Contador- separados tan sólo por ocho segundos. El campeón italiano de contrarreloj, Marco Pinotti, se vistió de rosa, aunque ayer le cedió la “maglia” a su compañero, el implacable sprinter Cavendish que, no obstante, se tuvo que conformar con la segunda posición en la etapa tras el sempiterno Alessandro Petacchi, que con su 24ª victoria igualó a Eddy Merckx en el quinto puesto histórico de vencedores de etapas. En pocos días, comenzará la lucha por la supervivencia; una lucha que se espera sea sin cuartel.

, , , ,

  1. No comments yet.
(will not be published)