Posts Tagged Lakers

Histórico triunfo del Barça ante los Lakers

El deporte español sigue derribando barreras. Otro de los que hace unos años todos considerábamos como “imposibles” cayó anoche en el Palau Sant Jordi: el Regal F.C. Barcelona, el Barça, se convirtió en el primer equipo campeón europeo -y, por ende, en el único español- en tumbar a todo un campeón de la NBA.

Los azulgrana se deshicieron anoche por 92-88 de Los Angeles Lakers, y pusieron una nueva pica en Flandes para acercar el nivel del baloncesto FIBA al de la NBA. Cierto es que los angelinos, que se presentaban en Barcelona con Pau Gasol de “embajador”, apenas si acumulaban en sus piernas dos semanas de entrenamiento no demasiado serio aún; pero ello no debe restar un ápice del mérito que para el Barça supone pasar a la historia como el primer club del viejo continente en vencer a una franquicia con el estatus de actual campeona de la NBA.

Eso sí, tampoco hay que pasarse de eufóricos y pensar que el Barça ha ganado una especie de copa intercontinental y ahora es el mejor del mundo, porque no es así. Pero si echamos la vista atrás y vemos cuál era la diferencia entre la FIBA y la NBA hace apenas diez años, debemos ser plenamente conscientes que lo de ayer no es la culminación absoluta de un sueño, pero se le aproxima bastante.

Los Lakers se presentaron en Barcelona para devolver la visita que los azulgrana realizaron hace dos años al Staples Center; y lo hicieron sin el lesionado Andrew Bynum pero con Kobe Bryant -disminuido, eso sí, porque acaba de salir de una lesión- y, sobre todo, con su “embajador” en la Cuidad Condal, Pau Gasol. El “hijo pródigo” volvía por segunda vez a casa, tras jugar y ganar con los Memphis Grizzlies en 1993 (80-91).

Pau, aunque sin buenos porcentajes de tiro, fue el mejor de su equipo con 25 puntos, comandando sobre todo durante la primera mitad el ataque de unos Lakers que, tras unos primeros 24 minutos muy igualados (45-44) -se jugó, como es normal en estos casos, con reglas de la NBA-, tomaron once puntos de ventaja en el tercer cuarto (49-60).

Cuando todo parecía preparado para la “fuga” angelina, un motivadísimo Pete Mickeal -“peleado” anoche con el 50% del equipo californiano- y, cómo no, Juan Carlos Navarro tomaron el mando de las operaciones y acercaron de nuevo al Barça ante unos Lakers en los que Phil Jackson tuvo que tirar más de la cuenta de Gasol -éste de forma lógica al jugar en su tierra-, Kobe, Artest, Odom y Fisher.

Los blaugrana tomaron la delantera segundos antes de llegarse al último parcial con un triple de Lakovic, pero Pau respondió con un 2+1 en la que quizás fuera la mejor jugada del día: un canastón en mate a aro pasado después de deshacerse de N´Dong y de Grimau (68-70).

Pero en el cuarto definitivo surgieron desde el triple (7 metros y 25 centímetros, como en la NBA) Navarro, Mickeal y Morris, para dar hasta siete puntos de ventaja al Barça (86-79). Los Lakers, por el contrario, firmaban un paupérrimo 0 de 14 en tiros de 3, que les lastró enormemente; y pese a que nunca se rindieron la seguridad en el tiro libre de la “Bomba” (25 puntos, como su amigo del alma y ayer rival) y de Mickeal (26) sentenciaron una victoria histórica para el baloncesto FIBA, para Europa, para el baloncesto español y, por supuesto, para el propio Barça, por mucho que los Lakers llegaran casi sin rodaje al Sant Jordi.

El Barça no es el mejor equipo del mundo; incluso no sé si tendría nivel para llegar a competir una temporada completa en la durísima NBA; pero lo único cierto es que lo que no pudo hacer el Olympiacos en 1997 contra los Bulls de Jordan en el añejo Open McDonald´s -aquél en el que el Joventut estuvo a punto de derrotar a los Lakers de Magic Johnson en 1991- lo consiguió ayer el Barça ante los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol: pasar a la historia por ser el primer campeón de Europa en hacer morder el polvo a unos campeones de la NBA. Algo de lo que sólo podrán presumir ellos. Enhorabuena para el baloncesto español en general, y para el equipo azulgrana en particular.

, , , ,

No Comments

Lakers y Celtics, a las Finales 2010 de la NBA

Parece que la NBA recupera definitivamente sus grandes duelos clásicos de los 60 y de los 80, lo que sin duda es una excelente noticia para la liga profesional norteamericana de baloncesto. Tanto Los Angeles Lakers como los Boston Celtics se han proclamado campeones de sus respectivas conferencias, y se medirán por el anillo por segunda vez en tres años.

Los Lakers, actuales campeones, han vencido en seis partidos a los Phoenix Suns en la Conferencia Oeste; mientras que los Celtics se han desecho también por 4-2 de los Orlando Magic, en el Este. Para Pau Gasol, que está teniendo una extraordinaria actuación en los play-offs -excepción hecha del encuentro de ayer-, será su tercera final desde que llegó a la franquicia californiana.

Las finales entre los Lakers y los Celtics -sólo pueden cruzarse en el definitivo play-off al pertenecer a diferentes conferencias- vienen a ser como los Barça-Real Madrid de la NBA, empezando por el hecho de que son los dos equipos con más títulos de la historia: 17 Boston y 15 Los Angeles. Ambas aficiones se profesan odio eterno desde que comenzara la rivalidad allá por los 60; y sin menospreciar a ningún otro rival, ganar un anillo ante su respectivo antagonista supone un placer por partida doble. Lakers y Celtics relanzaron la NBA en los 80 con jugadores como “Magic” Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, James Worthy, Michael Cooper, Larry Bird, Dennis Johnson, Robert Parish o Kevin McHale.

Los duelos entre las estrellas de ambos equipos propiciaron unas audiencias de récord -sólo comparables luego a las de las hazañas de Michael Jordan-, algo lógico cuando sobre los parkets del Forum de Inglewood y del Boston Garden respectivamente tenían lugar los choques de mayor calidad y de resolución más inverosímil de toda la historia de la NBA. Hoy en día ambos equipos -o franquicias, como se dice en USA- han cambiado de cancha: los Lakers habitan en el Staples Center y los Celtics en el TD Banknorth Garden; pero el espíritu es el mismo como bien se pudo comprobar en 2008, año en el que se retomaron estos partidos en las finales después de 21 años.

Hace dos temporadas ganaron los Celtics 4-2; esta vez, pese a que la ventaja de campo es de Lakers, me atrevería a decir que los de Boston vuelven a partir como favoritos. El “doble salto mortal”, apeando a dos equipazos como los Cleveland Cavaliers y los Magic siempre con el “factor cancha” en contra, así me hace pensar. Cierto es que la pasada temporada los de Orlando hicieron lo mismo que los Celtics de este año y al final el anillo fue para la cuadrilla de Pau Gasol; pero los Celtics, pese a haber ganado tan sólo el anillo de 2008 en los últimos 24 años, siguen siendo los Celtics.

Kevin Garnett, Paul Pierce, Rajon Rondo, Ray Allen, Rasheed Wallace… con todos estos cracks -más la ayuda de un banquillo que responde con creces- los Lakers me temo que van a sufrir más de la cuenta. Sobre todo porque los angelinos suelen tener a lo largo de los partidos unas trayectorias de dientes de sierra que, ante los de Boston, probablemente no les vayan a valer si las repiten.

Aunque de un conjunto que tiene como nº 1 a Kobe Bryant; como nº 2 a Pau Gasol; como líder en defensa a Ron Artest -siempre que no pase de ahí, pese a la canastita salvadora del quinto partido contra los Suns- y como “desatascadores” cuando la cosa se complica a Lamar Odom y, sobre todo, a Derek Fisher -que suele meter triples decisivos cuando más caliente está el tema- se debe esperar cualquier cosa relacionada con la renovación del título brillantemente obtenido en 2009 contra Orlando Magic.

Personalmente, claro está que voy con los Lakers puesto que por algo está ahí Pau Gasol. Además, el ala-pívot español tendrá la ocasión de resarcirse del “traje” que le hicieron los hombres interiores de los Celtics en 2008. Ojalá lo consiga, porque entonces nadie, absolutamente nadie, osaría ya discutir la trayectoria del mejor jugador del baloncesto nacional en toda su historia. Pero para eso, a partir del jueves, deberán tanto él como sus compañeros, ponerse las pilas desde el primer salto inicial hasta que suene por última vez la bocina en esta nueva final al mejor de siete partidos que se presume más que apasionante.

, ,

No Comments

Los Lakers y Gasol, campeones de la NBA; España golea en la “Confecup”; y otras noticias

Se acabaron las finales de la NBA. Los Ángeles Lakers remataron la pasada madrugada a los Orlando Magic derrotándolos por 86-99, y se hicieron con el anillo de campeones, el 15º en su historia, lo que supone que Pau Gasol, ya sí, es el primer español en ser campeón de la liga profesional norteamericana.

Lakers, campeones. Foto: Marca.com

Lakers, campeones. Foto: Marca.com

Fue, junto al primero, el triunfo más sencillo de los cuatro. Después de un primer cuarto en el que ambos equipos intercambiaron golpes, en el segundo los Lakers dieron el arreón decisivo. Liderados en la anotación por Kobe Bryant -MVP de las finales- y, una vez más, por Trevor Ariza -este chico ha tenido en esta serie la virtud de enlazar triples en los momentos más decisivos-, y en la defensa por Gasol, los Lakers se fueron al descanso por diez puntos; y durante el tercer cuarto aguantaron la última embestida de los Magic, que llegaron a estar sólo cinco puntos por debajo. Fue el canto del cisne de los locales, porque los Lakers reaccionaron y se fueron nuevamente de 15 puntos. Howard tampoco apareció ayer -no le dejó Pau, como en toda la serie-, y la mejora con respecto al partido anterior de Rashard Lewis -18 puntos- no sirvió de nada porque ni Pietrus ni, sobre todo, Turkoglu, aparecieron en el encuentro con la contundencia de otros días.

Los últimos 12 minutos sirvieron para ir celebrando poco a poco el título, y para que Gasol -14 puntos, 15 rebotes y 4 tapones ayer- disfrutara como un niño en cuanto sonó la bocina final. No era para menos; para eso lo ficharon los Lakers hace año y medio, y para eso él aterrizó en una de las mejores franquicias de la historia del baloncesto profesional norteamericano. Por su parte, Phil Jackson “completó” sus dos manos, con su décimo anillo como entrenador -a los que hay que sumar uno como jugador de los New York Knicks en 1973-, cuatro con los Lakers y seis con los históricos Bulls de Michael Jordan.

España, plácido debut en la Copa Confederaciones

Pasando ya al fútbol, como se esperaba España goleó a Nueva Zelanda -5 a 0- en el primer partido de su grupo en la Copa de las Confederaciones. Torres, con un hat-trick en catorce minutos, y Cesc a pase de Capdevila, dejaron el partido resuelto antes de la media hora. Al poco de empezar la segunda parte Villa, tras un fallo de la defensa neozelandesa, completó la manita. El próximo partido de la selección será el miércoles a las 16:00 ante Iraq, que ayer empató a cero con el equipo anfitrión, Sudáfrica, en el partido inaugural del campeonato.

Podium de la Dauphiné. Foto: Marca.com

Podium de la Dauphiné. Foto: Marca.com

Valverde revalida el triunfo en la Dauphiné Liberé

Alejandro Valverde sigue respondiendo con triunfos ante la injusta sanción del Comité Olímpico Italiano. Dado que posiblemente no podrá disputar el Tour al transcurrir una de sus etapas por Italia, el corredor murciano se propuso vencer por segundo año consecutivo en la Dauphiné Liberé -prestigiosa carrera de una semana que transcurre por los Alpes franceses-, y lo consiguió. Dejó atrás en la general a dos de los grandes favoritos para el Tour, Evans y Contador, y demostró seguir siendo el mejor corredor del mundo en clásicas y pruebas de una semana. Una verdadera lástima -por no usar otra palabra más gorda- la sanción de dos años sin poder correr en suelo italiano -aún no se han encontrado pruebas oficiales que puedan culparle de dar positivo en la Operación Puerto-, porque este año podía haber sido el año de Valverde en el Tour. Ellos se lo pierden.

Marc Gené, vencedor en las 24 Horas de Le Mans

Y terminamos el repaso a la actualidad deportiva con otra nueva barrera derribada por el deporte español. Marc Gené, nuestro piloto ex de Minardi en Fórmula 1 y actual probador de Ferrari, se impuso ayer junto a sus compañeros Alex Wurz y David Brabham, en la mítica prueba de las 24 Horas de Le Mans. Los tres pilotos, a bordo de un Peugeot, rompieron la hegemonía de la marca alemana Audi en los últimos años, y vencieron después de haber dado 382 vueltas, una menos que los también pilotos de Peugeot Sarrazin, Montagny y Bourdais -favoritos del público y de la marca al ser franceses-, siendo tercero el trío de Audi compuesto por Kristensen, McNicsh y Capello. Enhorabuena para Gené, un veterano piloto curtido en mil batallas, y al que el automovilismo le debía un gran triunfo como el de ayer.

, , , , ,

2 Comments

Baloncesto: Los Lakers se ponen 3-1 en la NBA y el Barça se adelanta en la ACB

Importante día el de ayer para los aficionados al baloncesto. “Cristianos Ronaldos” aparte, en lo puramente deportivo el deporte de la canasta fue el gran protagonista de la jornada, con dos partidazos de los que llegan a quitar el hipo.

Lakers, con la puntita de los dedos

Comenzaremos, por orden de importancia -la final está bastante más avanzada- por el 4º partido de las finales de la NBA. Espectacular, como casi toda la serie; una final durísima cuyos partidos se están pudiendo decantar a favor de cualquiera. Sin embargo, la victoria de Los Ángeles Lakers en el Amway Arena de Orlando por 91 a 99 ante los Magic le ha podido dar el 90% del anillo al equipo de Pau Gasol. Quedan 3 partidos y dos en el Staples Center de Los Ángeles, así que no parece lógico que a los Lakers se les escape el título de la NBA. Ayer, después de haber perdido el tercer partido, resolvieron a su favor otro encuentro sumamente emocionante, forzando la prórroga cuando lo tenían casi perdido y ejecutando a los Magic en el tiempo extra.

Fisher anota el triple que forzó la prórroga. Foto: Marca.com

Fisher anota el triple que forzó la prórroga. Foto: Marca.com

La franquicia de las tierras de Walt Disney desarboló a la californiana durante el segundo cuarto, yéndose a los vestuarios con 12 puntos de ventaja, 49-37; pero nada más regresar a la pista surgió el primero de los 3 hombres claves de los Lakers en el partido -Kobe Bryant, que ayer estuvo mejor que el otro día, aparte-, Trevor Ariza. Entre espectaculares triples y canastas de dos -exteriores o en penetración- el alero consiguió 11 puntos casi consecutivos, y los Lakers se pusieron por primera vez en muchos minutos por delante en el marcador, 56-57. Todo ello, hay que decirlo, coincidiendo con la ausencia de “Hedo” Turkoglu, quien cometió su 4ª personal demasiado pronto, obligando a Stan Van Gundy a reservarlo. El alero turco estaba siendo el mejor de su equipo -como en toda la final-, y sin su concurso los Magic se perdieron, a pesar de que Howard, esta vez sí, se estaba imponiendo en su zona, sobre todo cogiendo rebotes y poniendo tapones.

En el último cuarto los Lakers se aventajaron en seis puntos, 65 a 71; pero la vuelta de Turkoglu y la aparición de Mickael Pietrus hicieron que los Magic rápidamente enjugaran la ventaja visitante, entrándose de nuevo en un final dramático y espectacular. Con 82 a 79 para los locales, Trevor Ariza -de nuevo él- anotó un espectacular triple desde su casa, en reverso y sobre la bocina; pero el “jefe” en cancha de Orlando, Turkoglu, le respondió con otra canasta de 3 y, pocos segundos después, otra gran jugada del turco dejaba el partido muy de cara para su equipo. 87 a 82 a un minuto del final, y con balón para Orlando además. Pero los Lakers recuperaron la bola y Pau Gasol, casi inédito en ataque hasta el momento, machacó el aro local tras un contraataque; y seguidamente sus compañeros le hicieron falta a Howard, a 11 segundos del final. “Superman” estuvo imperial en intimidación, reboteando y taponando, como hemos dicho; pero los tiros libres nunca han sido lo suyo, y aquí se demostró. Sus dos fallos le devolvieron la esperanza a los Lakers, quienes prepararon la jugada en el correspondiente tiempo muerto.

Y apareció el segundo hombre clave en los Lakers, el más importante de todos: Derek Fisher, el “reflexivo”, que diría el ínclito Andrés Montes. El base anotó un, de nuevo, espectacular e importantísimo triple que ponía el empate a 87 y llevaba el partido a la prórroga; y en ésta, a menos de un minuto para el final, con empate a 91, prácticamente decidió el partido.

En los 5 minutos de tiempo extra las jugadas ensayadas por Phil Jackson eran las de casi siempre: balones a Kobe y que él se la jugara; pero esa vez Kobe, inteligente por una vez, sacó la bola hacia Fisher, quien tiroteó de nuevo el aro de los Magic desde la línea de tres. La puntilla la puso Gasol, la tercera clave de su equipo. Pau despertó durante el final del tiempo reglamentario y en la prórroga, y con grandes jugadas defensivas en el tiempo extra y anotando los últimos 5 puntos de su equipo, se redimió en gran parte de su gris partido hasta entonces. Gasol sentenció con un mate en el que recibió un brutal golpe de un impotente Pietrus, quien veía que el anillo se escapaba. Al final, 91 a 99, “break” de los Lakers -como si habláramos de tenis-; y el domingo tendremos el 5º, de nuevo en Orlando. Los Magic deben ganar para volver a Los Ángeles; los Lakers, aunque les gustaría celebrar el título en casa, querrán sentenciar cuanto antes, por si acaso. Veremos qué ocurre.

Ilyasova penetra entre McDonald y Teletovic. Foto: As.com

Ilyasova penetra entre McDonald y Teletovic. Foto: As.com

El Barça recupera el “factor cancha”

Por su parte, en la Liga ACB la final se inició con relativa sorpresa. El Barcelona dio primero, venció por 80-82 en casa del TAU y puso el “factor cancha” a su favor. Los blaugrana consiguieron la victoria después de un espectacular triple a 2 segundos del final de uno de sus tiradores, Gianluca Basile quien, no obstante, no había anotado una sola canasta en todo el partido.

El TAU dominó en el marcador y en el juego durante gran parte de los dos primeros cuartos, pero al descanso los jugadores de Xavi Pascual dieron un pequeño tirón en el marcador, 37-43. Importante fue el australiano Andersen, el mejor jugador ayer de los barcelonistas. Él fue principalmente quien mantuvo en el partido a su equipo, ante las malas actuaciones de Ilyasova, Navarro y Basile.

En los últimos minutos se produjeron las mejores jugadas del partido. John Lucas, el base suplente del TAU, se convirtió en el factor sorpresa del encuentro, y con sus dos triples, acompañados de la gran labor de Splitter -como casi siempre- en la zona, propició la respuesta de su equipo a cada canasta blaugrana. Con empate a 79 y pocos segundos por jugarse, Rakocevic anotó solamente uno de sus dos tiros libres. La respuesta visitante ya sabemos cuál fue: Andersen, lógicamente, se la jugó de tres sin acierto, pero tras el palmeo de Teletovic el balón llegó a Basile quien, como luego haría Trevor Ariza en Orlando, se jugó un triple arriesgadísimo, desde más de 7 metros y a la media vuelta. Dentro. Faltaban dos segundos por jugarse, pero Lucas no acertó con su lanzamiento.

A diferencia de la NBA, esta final no ha hecho más que empezar, dado que el TAU es perfectamente capaz de ganar al menos un partido en el Palau Blaugrana. El sábado, también en Vitoria, se jugará el segundo partido de una serie que se antoja muy larga.

, , , , ,

No Comments