Histórico bronce para España en el Mundial de baloncesto femenino


Este año los chicos “han fallado”, pero a cambio han sido las chicas las que han conseguido un éxito sin precedentes para nuestro baloncesto. La selección nacional femenina se hizo anoche con el bronce en el campeonato del mundo que se ha estado celebrando en la República Checa, tras vencer en el decisivo encuentro a Bielorrusia por 77-68.

España ha completado un campeonato casi perfecto. En la primera fase tan sólo las potentes rusas les privaron de acabar primeras de grupo; mientras que en cuartos de final la garra y el acierto de Amaya Valdemoro permitió que el partido contra Francia llegara a la prórroga cuando estaba casi perdido. Una prórroga en la que acabaría ganando España por 74-71, perdiendo posteriormente en semifinales con claridad contra las todopoderosas estadounidenses.

Sin embargo esa derrota apenas si hizo daño, porque entraba en los planes. La selección se conjuró para ganar el partido que había que ganar, el del tercer puesto, y lo consiguió desde el salto inicial. Para ello ha sido muy importante la aportación de la nacionalizada Sancho Lyttle, una pívot luchadora y dominadora bajo los tableros.

Lyttle acabó a rastras el choque contra Francia, pero el descanso otorgado en la semifinal -no valía la pena arriesgarla- le permitió afrontar con más garantías el decisivo día. Ayer fue la máxima anotadora del partido con 22 puntos, y mucha intimidación; culminando su magnífico torneo al entrar en el quinteto inicial.

Fue el elemento que le faltaba a este equipo para dar el salto de calidad, un salto de calidad en el que han destacado todas, pero en el que han sobresalido especialmente Amaya Valdemoro -cómo no, la mejor jugadora española de la historia, la que siempre cumple-; la jovencita Alba Torrens, que cada año va a más; y otra veterana como Ana Montañana.

No se sabe qué pasará con este equipo en un futuro inmediato porque muchas de sus componentes son ya ciertamente veteranas, pero de lo que no hay dudas es de que, mientras van “creciendo” las categorías inferiores, seguirán dando el callo. Y como con calidad es más fácil seguir triunfando y de eso ellas tienen a granel, esperemos que esta sensacional medalla tenga continuidad en el Europeo del año próximo y, por qué no, en los JJOO de Londres 2012. De momento, eso sí, disfrutémosla.

,

  1. No comments yet.
(will not be published)