Posts Tagged Eurobasket 2009

Eurobasket: España ha vuelto

CUARTOS DE FINAL DEL EUROBASKET 2009

FRANCIA 66-ESPAÑA 86

FRANCIA: Batum (7), Parker (6), Pietrus (3), Diaw (9), Turiaf (12) -cinco inicial-, Koffi (6), Traore (8), Diot (3), Jeanneau (3), Bokolo (2) y De Colo (7)
ESPAÑA: Rubio (8), Navarro (11), Rudy (16), Garbajosa (3), Pau Gasol (28) -cinco inicial-, Raúl (0), Mumbrú (6), Reyes (8), Marc Gasol (6), Llull (0) y Claver (0)
ÁRBITROS: Belosevic (Serbia), Radovic (Croacia) y Sutulovic (Montenegro). Sin eliminados.
INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el pabellón Spodek de Katowice, ante 6000 espectadores.

Los jugadores, saludando al terminar el partido. Foto: Marca.com

Los jugadores, saludando al terminar el partido. Foto: Marca.com

La selección española de baloncesto, definitivamente, ha despertado de su letargo. Una siesta que ha durado exactamente cuatro partidos, los tres de la primera fase y el primero de la segunda, pero que ya se ha terminado. Estableciendo una comparación con lo que sucedía en la película Space Jam, parece que, tras el partido contra Turquía, el Michael Jordan de turno apareció en el vestuario devolviendo a los chicos de Scariolo las habilidades que, quien fuera, les había sustraído dos semanas antes. Porque este equipo no se parece absolutamente en nada al que comenzó el Europeo y sí al que nos ha deleitado a lo largo de los últimos años. Es la sexta vez consecutiva que los nuestros se clasifican para las semifinales de un Europeo, a las que no faltan desde el que se celebró en nuestro país en 1997.

Decía yo que esta situación me recordaba al 100% a lo que le ocurrió a España en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, y el resultado ha vuelto a ser el mismo. Francia ha tenido la misma mala suerte que tuvo el equipo nacional por entonces, y su brillante pleno no le ha servido para nada porque en el cruce de cuartos de final ha tenido la desgracia de enfrentarse al más fuerte. Mala suerte para nuestros vecinos, como igualmente la tuvo España hace cinco años.

Ricky Rubio, la pesadilla de Tony Parker. Foto: Marca.com

Ricky Rubio, la pesadilla de Tony Parker. Foto: Marca.com

El primer cuarto sirvió para sentar las bases del triunfo español, y para decirle a los franceses que esta vez, no. La selección defendió con el cuchillo entre los dientes, con Ricky Rubio encima de Tony Parker desde el salto inicial. El joven y flamante fichaje del Barça se comió literalmente a la estrella de los San Antonio Spurs desde la primera jugada defensiva, mientras que en ataque Rudy propició la tempranera y progresiva escapada en el marcador, con tres triples en pocos minutos. El 15 a 25 que reflejaba el marcador, gracias también a las aportaciones de Ricky y Navarro, minó la moral de los franceses, escasamente mantenidos por los dos triples de otro NBA, Boris Diaw.

Fue entonces el momento en el que Pau Gasol, cual profesor de una escuela-base, comenzó a ofrecer a sus privilegiados alumnos -los jugadores de Francia- todo un clinic de cómo se debe jugar al baloncesto en las dos zonas. En la suya, provocando el temor de todo el que pasaba por allí; en la contraria, mareando especialmente al ex del Unicaja Florent Pietrus. Por la izquierda o por la derecha, pivotando o botando el balón, lanzando desde media distancia, en bandeja o en gancho y con ambas manos; todo ello hasta que se cumplió el último segundo de los cuarenta minutos de juego. El pívot campeón de la NBA con los Lakers acabó con 28 puntos, un buen número de rebotes y grandes dosis de intimidación; y poco a poco va haciendo oposiciones para ser designado el MVP del torneo.

España se fue al descanso ganando por 16 puntos -27 a 43-, y en la segunda mitad la tónica fue exactamente la misma. No es que Francia no se empleara con intensidad, sino que nuestros chicos se los comían. Con Pau en plan estelar -10 puntos más en este período- y con el balón entrando constantemente en la canasta rival desde más allá de 6,25, la selección sentenció su pase a semifinales con un 49-73 poco antes del último breve intermedio. En los últimos diez minutos el acierto de Turiaf -el mejor con diferencia de su equipo ante la ausencia forzada por Ricky de Parker- y la relajación de los españoles hizo que la ventaja se redujera solamente a once puntos, 66-77, cuando todavía faltaban más de 4 minutos por disputarse; pero volvieron entre otros Pau y Rudy y, por si todavía había alguna duda, un último parcial de 0-9 hizo disiparlas todas.

El siguiente en medirse a la recuperada campeona del mundo será el vencedor del Turquía-Grecia de mañana, el próximo sábado a las 18:15. Deberían ser los turcos, aunque si España continúa jugando así la identidad de su próxima víctima no le debe importar lo más mínimo. Pero hay que seguir en la misma línea, algo que, no obstante, no dudo en absoluto. Hay que jugar los partidos que faltan y se puede ganar o se puede perder como ocurrió contra todo pronóstico frente a Rusia en 2007; pero esto ya es otra cosa porque, al menos, España ha vuelto. Y parece que para quedarse hasta las 23 horas del próximo domingo, justo hasta el instante en el que acabe la final; porque este equipo vuelve a oler a campeón.

En el otro encuentro del día Serbia derrotó a los rusos por 68 a 79, y ya esperan al que gane del Eslovenia-Croacia.

No Comments